MILITARIZAR LA ZONA TRIQUI A TRAVÉS DE “AMAPOLIZARLA”


Epifanio Díaz Sarabia

Abogado triqui

17361884_1389966357691107_7458576348378050311_nDesde aproximadamente un año que las autoridades triquis venían denunciando incursiones esporádicas de militares y espionaje de drones en las comunidades de la zona. El ataque del que fuera objeto un helicóptero hace unos días en la comunidad de Santa Cruz Yucucani, municipio de Tlacoachixtlahuaca, Guerrero, ubicado en los limítrofes de la región triqui y las posteriores irrupciones en la zona por personal del ejército mexicano vino a confirmar estas denuncias. Las autoridades de este pueblo, anclado en lo que es una extensión de la Sierra Madre Sur del estado de Oaxaca, ya se deslindaron de estos hechos, a la vez también exigieron el retiro inmediato de los militares de esta zona, sin embargo, desde el día de la confrontación en Yucacani, patrullas del ejército recorren las comunidades triquis, atemorizando a sus habitantes.

En Santa Cruz Río Venado, comunidad muy conocida por ser la cuna de los niños triquis, Campeones descalzos de la montaña, los militares asentaron un destacamento que hombres y mujeres ven con miedo y desconfianza, pues bien recuerdan la barbarie y la impunidad con que el ejército arremetió en contra de la comunidad de Cruz Chiquita en 1956, luego de que un grupo de habitantes de esa comunidad, cansados de todo tipo de abusos (violaciones, homicidios, hurtos, ventas de armas, etc.) atacaron un convoy militar, matando a un teniente y a dos soldados. En respuesta, la fuerza castrense atacó por tierra y aire a esta comunidad, realizando ejecuciones extrajudiciales de forma masiva. De ese trágico hecho, no se responsabilizó a nadie. Habría que desempolvar los libros de historia, y revisar el marco normativo del Derecho internacional y preguntarse sobre la prescripción del delito de genocidio y de lesa humanidad, y pasar a cuenta al gobierno mexicano.

Por otro lado, hay que recordar que el mayor número de casos resueltos por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ha sido por actos de militares, como es el caso emblemático de Rosendo Radilla Pacheco Vs. Estados Unidos Mexicano (2009) y los de Inés Fernández Ortega y Valentina Rosendo Cantú Vs. México (2002), el primero de ellos, por los delitos de detención, tortura y desaparición forzada, el segundo por lesiones y violación, donde por cierto, las mujeres eran indígenas de la comunidad Me’phaa (tlapaneco), del Estado de Guerrero. De ahí el temor fundado de los miembros de la comunidad triqui por la presencia militar.

La incursión militar en la zona triqui además de ser inconstitucional, viola distintos tratados sobre los derechos humanos, pues no estamos en tiempo de guerra como tampoco se ha declarado un estado de excepción en términos del artículo 29 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. De igual forma, se violan los artículo 1º, en relación con el artículo 2º de la Constitución Federal que establece la obligación de todas las autoridades de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, así como el derecho fundamental de los pueblos indígenas a la libre determinación. En cambio, con la actitud de los militares si se está fomentando una apología de violencia sistémica y racial en contra del pueblo triqui de acuerdo con el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos, además de violentar las relaciones de comprensión y de amistad entre los pueblos de acuerdo al con considerando doce de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, ambos documentos firmados y ratificados por el gobierno mexicano en 1981 y 2007, respectivamente.

A nivel local, si bien las dos organizaciones con presencia en la región, el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) y la Unidad de Bienestar Social para la Región Triqui (UBISORT), si bien han coincidido en solicitar la inmediata desmilitarización de la zona, sobre todo, por que sustentan su petición en el Acuerdo de Paz y Concordia para la Región Triqui que signaron en 2012 con el Gobierno del Estado, la historia también nos ha enseñado a los que somos de esa gran nación, que la violencia estructural a la que ha sido sometido el pueblo triqui desde los tiempos de la Colonia, lo ha vuelto muy propenso a actos de desmembración, como ocurrió con los gobiernos pasados, quienes en abierto contubernio con los poderes caciquiles locales llevaron a los triquis a una guerra que aún no parece tener fin. Entre ambas organizaciones, suman más de mil muertes desde los años setenta a la fecha.

Finalmente, los organismos de derechos humanos, principalmente, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), como ha sido su costumbre, hasta ahora no ha emitido ningún tipo de opinión o medidas precautorias, que pudieran contribuir a mantener la tan anhelada paz en la región triqui.


TOMA EL MULT OFICINAS DE LA CDI


En acción simultánea, junto con otras organizaciones, el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) toma instalaciones de la Comisión Nacional para el Desarrollo (CDI) en varios estados para exigir el cumplimiento de demandas sociales tales como obras de infraestructura, caminos y carreteras, proyectos sociales y culturales. Desde las diez de la mañana contingentes de Sonora, Baja California, Puebla, Chiapas, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí, la ciudad de Oaxaca y la Ciudad de México se acercaron a las delegaciones de la CDI para no permitir el ingreso del personal. Los dirigentes refirieron que no obstante que varios proyectos ya se encuentran integrados y validados de acuerdo a las Reglas de Operación de los distintos programas no se han liberados los recursos correspondientes al ejercicio de 2015 y 2016. En el caso de la zona triqui, se encuentran pendientes la conclusión del Gimnasio destinado para los niños triquis, campeones descalzos de la montaña, así como la apertura y encarpetamiento de varios tramos de caminos que van de Llano de Nopal a San José Yosocañú y de Llano de Nopal a la Sabana, Copala. Así también, exigen reunirse con la titular de la CDI, Nuvia Mayorga, para definir la ejecución de los proyectos validados de 2015 así como la integración de los proyectos de este año.IMG-20160405-WA0004

Al respecto, en días recientes, los gobiernos estatal y federal anunciaron el ejercicio de mil 367 millones en proyectos de caminos y carreteras, obras de infraestructura como escuelas, agua potable y electrificación, que se pretende beneficiará a 447 comunidades de 14 municipios de los Chimalapas, Sierra Sur y la zona triqui.

También manifestaron su preocupación por la veda electoral que se aproxima por las elecciones de junio, por lo que urgen a la CDI a bajar los recursos para la ejecución de las obras que se encuentran pendientes


MARCHA EL MULT EN EL 43 ANIVERSARIO LUCTUOSO DE GENARO VÁSQUEZ ROJAS


El Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) marchó este lunes 2 de febrero en el marco del 43 aniversario del profesor Genaro Vásquez, para exigir el esclarecimiento de la muerte de Heriberto Pazos Ortiz a más de cuatro años de su deceso y de José Merino Fernández, asesinado recientemente en las inmediaciones de Putla de Guerrero, así como el último atentado en contra de Juan Domingo Pérez Castillo, fundador y líder histórico del MULT y, la exigencia de la presentación con vida de las jóvenes Daniela y Virginia Ortiz, que se encuentran desaparecidas desde hace siete años.

La marcha inició a la hora convocada, justamente a las ocho de la mañana, partió del mercado zonal Santa Rosa hacia a la Alameda de León. Como en otros años, la movilización estuvo encabezada por las mujeres triquis, con sus ya tradicionales y combativos huipiles de color rojo, en su mayoría jóvenes, que habían salido de las distintas comunidades triquis desde un día antes para pernoctar en el mercado zonal de Santa Rosa. En la madrugada fueron llegando los contingentes de la Costa y del Distrito Federal, así como los del valle de central.

Entre los contingentes se podían observar distintas mantas rotuladas rústicamente, como la que decía “Zona triqui no es cuartel, fuera ejército de él”, o esta otra, “si no están ellas, no estamos todas”. Las jóvenes, gritaban entusiasmadas una y otras vez “Don Beto no murió, el gobierno lo mató”, o bien “Educación primero al hijo del obrero, educación después al hijo del burgués”. Así fueron, hasta llegar al jardín Madero, en lo que la retaguardia iba dejando la avenida Tecnológico, lo que hablaba de un contingente aproximado de tres kilómetros, unas 10 mil personas, movilizándose con recursos propios y a conciencia. Eso es lo que ha destacado de las marchas de los triquis del MULT, la conciencia adquirida a través de la represión del que han sido objetos desde hace varios siglos. Ya en los primeros años después de la Independencia (1830-1850) los triquis se habían sublevado en contra de la iglesia y los caciques regionales con Hilario Medina (1834-1836), y con Dionisio Arriaga y Domingo Santiago (1843-1847), esta última insurrección fue de tal magnitud que el gobierno se refirió a este movimiento de los triquis de Copala, como “la Revolución de las montañas”. En 1956, Cruz Chiquita, fue bombardeado por militares y en la década de los años setenta, Rastrojo, conocido hoy como la capital del MULT, fue duramente reprimido por partidas militares destacadas en San Juan Copala y que lograron expulsar años después, esos son los antecedentes inmediatos del MULT y su conciencia de organización.

Tras dos horas de caminata, se arribó a la Alameda de le León, inmediatamente Rufino Merino Zaragoza, dirigente del MULT fue abordado por una multitud de periodistas, y cuando le cuestionaron si también Uriel Díaz Caballero, dirigía una parte del MULT, categóricamente dijo que solo “hay un MULT, el MULT histórico que está marchando en este momento”. Lo manifestado por Rufino Merino Zaragoza fue confirmado cuando ya en el templete de los oradores, fue flanqueado por las autoridades municipales no solo de la región triqui, sino otras comunidades mixtecas y de la costa, principalmente. A decir, de un periodista: Rufino Merino Zaragoza estaba “rodeado de hombres con facciones duras”.

La movilización, da cuenta de que hoy día el MULT es una organización consolidada, una organización que a diferencia de hace años, tiene una militancia de más de 10 mil militantes, pura y plural al mismo tiempo, pues es la marcha se dejaron ver mixtecos, huaves, tacuates, zapotecos y hasta indígenas que vinieron desde otros estados para apoya el MULT, mazahuas del Estado de México, purépechas de Michoacán y  nahuas de Veracruz y Puebla. La marcha del MULT nos dice por sí mismo que Unidad Popular y su dirigencia política no tienen nada de qué hablar del MULT, y menos a nombre de éste; al tiempo que disipa cualquier duda en los distintos actores sociales, organizaciones fraternas, el gobierno y los medios de comunicación que forzaban que el MULT siguiera la suerte del PUP o, que insistían que solo Rufino Merino Zaragoza había sido expulsado del partido local, cuando ocurrió exactamente lo contrario: que el PUP y su nefasta dirección política habían sido desterrados del MULT y sus comunidades.

En su declaración, Rufino Merino también hizo hincapié en los niños triquis, “los campeones descalzos de la montaña” que acaban de regresar de Alemania después de coronarse por cuarta vez como campeones en una copa mundial de basquetbol, así como el proceso de relativa paz que se vive en la región triqui a partir de la firma del Acuerdo de pacificación y concordia para zona triqui, justamente en enero de 2012, enfatizando que esto es lo que le apuesta el MULT, la unificación y la pacificación del pueblo triqui. Al respecto también destacó el proyecto de educación medio superior que tienen en Rastrojo, Copala, pues, dijo que es el único plantel del COBAO donde no se pagan cuotas, inscripciones, libros ni uniformes, haciendo así efectivo el derecho a la gratuidad de la educación en la región triqui.

En su intervención, una representante del “Comité, hasta encontrarlos”, del Frente Popular Revolucionario refirió que la desaparición constituyen actos sistemáticos del gobierno del Estado mexicano, y exigió justicia para todos las personas desaparecidas. Asimismo, un representante de Santiago Amoltepec, solicitó al Gobernador, al Procurador de justicia y al Tribunal Superior de Justicia del Estado que revisen la situación jurídica y la libertad inmediata de Luis Jiménez Hernández y Maximino Jiménez Pérez, de quien manifestaron son inocentes y que por el contrario se han pronunciado por lo paz entre los pueblos vecinos de Amoltepec, pues cuando fueron autoridades municipales, impulsaron la firma de un Acuerdo de paz entre los pueblos vecinos. En tanto Pascual de Jesús González, recalcó que como movimiento social que es el MULT, debe exigir justicia por los jóvenes de Atyonizapa y de otras organizaciones y pueblos como el Yaqui, situación que había sido ignorado por la dirigencia del PUP. Por su parte, Daría Cid Valvidia, coordinadora del MULT en Putla de Guerrero, reconoció el liderazgo de Rufino Merino Zaragoza, solicito “a la militancia y a la gente no creer en las mentiras que se dice acerca de Rufino Merino”, así como incorporar todas las demandas sociales de los comités en la mesa de negociación con el gobierno. En el templete, también estuvieron el profesor Enrique Feria Rodríguez, representante del MULT en Santiago Juxtlahuaca, Fortino Domínguez José de Acatlán de Pérez Figueroa y el profesor Mariano Vásquez del Istmo, además Juan Domingo Pérez Castillo y Armando Guadalupe Flores, líderes fundadores del MULT.

En su turno, Beatriz Dominga Pérez López, dio lectura al posicionamiento del MULT, por el que se expresa total “respaldo a las demandas del magisterio democrático y nos sumamos enérgicamente a su exigencia de echar abajo la reforma educativa que el gobierno federal quiere imponer en nuestro estado y en el país”, así como que la lucha del MULT siempre ha sido “civil y pacífica, y que respeta a quienes hayan tomado otro camino de lucha”.

Al término de las respectivas intervenciones, el secretario general de gobierno Alfonso Gómez Sandoval, recibió a una comisión amplia del MULT, con quien acordaron reunirse el próximo día 9 de febrero con el gobernador del Estado, Gabino Cué Monteagudo, para instalar una mesa permanente de trabajo entre la organización y el gobierno del Estado. En lo que todo esto ocurría más de 50 personas atrincheradas con machetes, palos y piedras en las oficinas del PUP se quedaron, literalmente, sentados, porque la militancia del MULT no cayó en su juego.

Epifanio Díaz Sarabia

20150202_11184620150202_075920



A USTEDES HERMANOS LES DEDICO MIS COPLAS

“Ayer, es historia, y como tal recordemos
solo los históricos momentos
de nuestro pueblo.

Como historia, recordemos nuestro pasado
histórico, los momentos de Hilario Medina “Hilarión”,
que puso en Jaque a la Iglesia y a los caciques de
Juxtlahuaca, en 1834.

Como historia, recordemos la batalla que libraron
los hermanos de Cruz Chiquita contra los militares en 1956, y
de Rastrojo a finales de 1970.

Como historia, recordemos orgullosos la lucha
que emprendieron Luis Flores y Agustín Ramón en 1975
por el apeo y deslinde de las tierras comunales de San
Juan Copala.

Que quede escrito en los libros de Historia, la feroz batalla
que libró Don Pablo Guzmán en 1985,
el señor de Paso de Águila, para recuperar cientos de
hectáreas de tierras triquis en la zona sur de Copala, y
que estaban en manos de los caciques, hijos Putla de
Guerrero.

Porque por nuestras venas corre sangre guerrera;
El futuro, lo tenemos ganado.

Porque tenemos las garras;
El futuro lo tenemos ganado.

Porque tenemos el nato don de la Organización;
El futuro lo tenemos ganado.

Porque tenemos historia;
El futuro lo tenemos ganado.”

Feliz año amigos.

20141023_075820

Seguir leyendo

EL MULT ANUNCIA MARCHA A LA CIUDAD DE OAXACA EL PRÓXIMO DÍA 2 DE FEBRERO (Los orígenes del MULT, parte 1)


Rastrojo, Copala, Oaxaca, 31 de diciembre de 2014. En reunión efectuado en la comunidad de Rastrojo, Copala, la dirigencia del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), llama a maestros y profesionistas triquis a sumarse a los trabajos, tareas y acciones de esta organización, luego de que días atrás las comunidades, a través de sus autoridades municipales, desconocieran el liderazgo de Uriel Díaz Caballero, actual presidente del Partido Unidad Popular (PUP), como representante de esta histórica organización indígena.

A primeras horas del día de ayer, poco a poco fueron llegando al punto de la reunión los profesores y profesionistas de la región a la comunidad de Rastrojo, también conocida como la Capital del MULT, lugar donde se celebraría la primera reunión al margen del PUP. En el lugar se dieron cita los profesores de la región, y también profesionistas que venían del Distrito Federal y de la ciudad de Oaxaca, triquis y no triquis; así como el presidente municipal de Constancia del Rosario y algunos agentes de policía municipal.

Puntualmente, dio comienzo la reunión, integrándose el orden del día por el profesor Rufino Martínez de Jesús, de Río Venado, tierra del histórico y controvertido profesor Paulino Martínez Delia. Entre otros los temas del orden del día, destacó la reseña histórica del MULT a cargo de Juan Domingo Pérez Castillo, dirigente y fundador del MULT a principios de los años ochenta.

En su oportunidad, Pérez Castillo expuso a los profesores las causas que dieron origen al MULT. Entre 1978 y 1979, “nuestras comunidades estaban sitiados por militares y gente priista armada, que se hacían pasar por policías comunitarias, en complicidad militares y esta gente mataron a muchos de nuestros compañeros y quemaron nuestras casas. Comenzó una brutal represión en contra de los compañeros de tres comunidades: Rastrojo, Yosoyuxi y Cieneguilla,” refirió. “No podíamos denunciarlos antes las autoridades, porque todos teníamos órdenes de aprehensión, además de que ellos, el grupo priista, se llevaban bien con el presidente municipal de Santiago Juxtlahuaca. Era tal nuestra ignorancia y miedo, que hasta simples policías de tránsito o uniformado nos daba miedo,” abundó.

Pérez Castillo, refirió que en un ambiente de fuerte represión hacia el pueblo triqui, Enrique Acevedo Ortiz, Severo Sánchez y él mismo en 1981, comenzaron a establecer contacto con la Coordinadora Nacional “Plan de Ayala” (CNPA), el Frente Nacional contra la Represión (FNCR) y la Coalición Obrero Campesino Estudiantil del Istmo (COCEI), donde conocieron a Carolina Verduzco, Rosario Ibarra de Piedra, Héctor Sánchez López y José Luis Mayoral, siendo estos dos últimos, dirigente de la COCEI. Según cuenta Juan Domingo, en una reunión en la Ciudad de México en noviembre de 1981, elaboraron una lista con casi veinte propuestas de nombres de la organización, las cuales llevaron a Yosoyuxi, y luego bajaron a Rastrojo para que ahí, en una reunión de tres días, se eligiera el nombre del MULT. Posteriormente, Héctor Sánchez, presentaría la organización del MULT en el Cuarto Congreso de la COCEI realizado en Veracruz.

Pacientemente, los maestros y profesionistas que ahí nos dimos cita, lo seguimos escuchando. Después habló sobre el significado de los colores y el símbolo de la estrella que actualmente estampan la bandera del MULT. “El color rojo, representa la sangre derramada por los compañeros que cayeron en manos de militares y caciques de la región; el verde, simboliza la naturaleza y las montañas de la región (triqui); la estrella de cinco picos, es símbolo de lucha y poder, de la estructura de nuestra organización, de nuestra comandancia; las letras negras representan el luto en que se ha visto envuelto por décadas nuestro pueblo”, señaló.

Asimismo, con un discurso figurativo señaló que “el MULT es una persona, que tiene mente, corazón, pies. Que vive en el corazón de cada uno de nosotros. Antes del MULT no había nada. Ahora tenemos agua, energía eléctrica. Escuelas, centros de salud.” De la misma manera, reconoció que cuando Heriberto Pazos Ortiz, se integró al MULT en 1988, trabajó para el pueblo triqui, que caminó con ellos.

El licenciado en ciencias políticas, Pascual de Jesús González, dirigente del MULT en el Distrito Federal, por su parte expuso la situación actual de los movimientos sociales, citando algunos casos paradigmáticos como el caso de los jóvenes normalistas de Atyonizapa, Iguala Guerrero, que hasta hoy se encuentran todavía en calidad de desaparecidos, así como los efectos nocivos y depredadores de las empresas mineras en las comunidades indígenas.

En su turno, Rufino Merino Zaragoza, hizo un balance actual de la organización a partir de que el MULT se desprendiera del PUP, así como de las acciones y tareas que se fijan de esta fecha en adelante. Invitó a los profesores y a los profesionistas a sumarse a la lucha del MULT. Dijo que actualmente existe un proyecto para la capacitación y la concientización de los jóvenes profesionistas triquis y no triquis.

Finalmente, en los resolutivos se acordó realizar una marcha a la ciudad de Oaxaca el próximo día 2 de febrero de 2015, y la integración en los próximos días del pliego petitorio.

Epifanio Díaz Sarabia

20141023_075814 (2)IMG_0714